Comentarios de Dª Teresa Abela Ruiz, periodista y lectora de "El Secreto del Árbol"

El Secreto del Árbol ha sacado a la luz ese don para contar emocionando, relatar intrigando y narrar enseñando.
No es una historia de gatos. No, Manolo. Ahí te has equivocado. O al menos no es sólo una historia de gatos. Es un relato enternecedor sobre la amistad, una fábula que engancha a pequeños y mayores con enseñanzas tan importantes y a la vez tan bonito...
Permitidme la licencia de contaros una anécdota personal: Hace unos años lleve a mis hijas a Eurodisney. Tras atravesar el umbral de las puertas de aquel mundo de ensueño, misteriosamente volví a la infancia. No me preguntéis cómo, el hecho es que a los veinte minutos de entrar ya andaba por aquel parque con unas orejas de Mickey en la cabeza sin pudor ninguno. Me sentía como una niña.
Pues esa extraña sensación de vuelta a la infancia es la que me invadía página tras página de este libro. Os puedo asegurar que como madre he leído ya muchos libros infantiles con mis hijas y no he sentido con ninguno lo que os estoy contando.
El Secreto del Árbol es un cuento. Sí. Cómo lo son Blancanieves, El Gato con Botas o La Bella Durmiente. Más que un cuento es un libro que todos los niños deberían conocer. Por ello, quiero, primero felicitar a Manuel Rodríguez; segundo, darle las gracias por las emociones, enseñanzas y diversión que he vivido con su historia y tercero, animarlo a seguir escribiendo porque la literatura infantil está muy necesitada de historias como ésta.
Publicar un comentario