UN ENCUENTRO MÁGICO

En ocasiones, la vida te regala un momento único. Yo, ayer, coincidiendo con el día mundial del libro, disfruté de uno de esos momentos. En mi visita al CEIP La Vera Cruz de Antequera, me encontré con un  equipo docente y con unos alumn@s que me recibieron con los brazos abiertos. Durante buena parte de la mañana, en un ambiente casi mágico por la simpatía de todos, pude comprobar lo duro que habían trabajado, tanto los chic@s como los profesores, con El Secreto del Árbol. Contesté con gusto, con gratitud, a las muchas preguntas que me hicieron sobre el libro y sus personajes, y me di cuenta de que tenían un conocimiento de la historia que casi sobrepasaba al que yo mismo tengo ahora, también pude percibir su sinceridad cuando alababan mi obra y su entusiasmo por ella. Luego me leyeron, o mejor dicho, casi me representaron junto a sus profesores, como si de una obra de teatro se tratase, los pasajes del libro que más les habían gustado.
Quiero destacar sobre todo que percibí una magnifica labor por parte del equipo docente, que encontré profesores entregados a una causa difícil, dados los tiempos que corren, que luchan a veces contra viento y marea para sacar adelante el proyecto en el que creen: su colegio. Profesores como D. Basilio y D. Javier, a los que tuve ocasión de conocer un poco más en profundidad, se me antojan entrañables, de esos que dejan un  gran recuerdo y una huella imborrable en sus alumnos para toda su vida. Encontré alumnos solidarios y unidos, capaces de realizar, los más mayores, un maravilloso resumen de la obra para que sus compañeros más pequeños pudieran seguirla. Y al frente de todos, el director, D. Alfonso, repartiendo cariño o disciplina, según toque, como el guía de una orquesta bien afinada, una persona con una capacidad y una humanidad dignas del mayor elogio y precursor de esta fecunda colaboración de la que yo, y creo que más que nadie, he disfrutado tanto.
Como colofón y para redondear el día, me regalaron una cerámica preciosa que representa la portada (muy mejorada, por cierto) de mi novela. Como dije al principio: un momento único, un regalo de la vida.
Muchas gracias amigos. Espero seguir teniendo noticias vuestras y volver a veros.

Publicar un comentario